¿Quiénes Somos?

PASTORAL JUVENIL DIOCESANA

“Es una acción de la iglesia católica, promovida por los mismos jóvenes, en busca de un proceso de formación que promueva, integre, evangelice, envié y comprometa a los jóvenes a lograr la civilización del amor.”

 

PASTORAL JUVENIL PARROQUIAL

“Es una acción organizada de la parroquia dentro del ministerio profético, que a través de un proceso integral orgánico de formación propone a Cristo como respuesta al hambre de amor, justicia, libertad, belleza, paz , comprensión, ansias de fraternidad, deseos de vida y felicidad que todo joven tiene.”

Objetivo parroquial 2010 de PJP:

Promover, desde la Pastoral Juvenil, renovada bajo el impulso del Espíritu Santo, la conciencia y acción misionera que suscite jóvenes discípulos misioneros, mediante la misión  Diocesana para seguir impulsando en nuestra parroquia el proceso evangelizador

 Misión

Promover y acompañar los procesos de evangelización integral de los jóvenes, la organización de las estructuras parroquiales y la capacitación de jóvenes de nuestras comunidades 

Visión

Ser una comunidad de agentes de pastoral, comprometidos, formados integralmente y organizados en una estructura interna sólida y representativa, que apoya y promueve los procesos de la pastoral juvenil de la diócesis de Tabasco para que los jóvenes sean protagonistas en la construcción del Reino de Dios.

 

Objetivos específicos

  • Integración de los jóvenes  en el proceso de Evangelización Diocesana, en respuesta a la convocatoria continental de evangelización permanente.
  • Formación de jóvenes lideres capaces de evangelizar a los demás y modificar su realidad.
  • Adaptar el proceso evangelizador propuesto en el documento de Aparecida que involucre un encuentro personal con Cristo, la conversión, el discipulado, la comunión y la misión permanente de los jóvenes como discípulos misioneros
  • Promover un programa integral para integrantes del departamento de Pastoral Juvenil, mediante herramientas necesarias para la creación de una comunidad de agentes.
  • Integración  
  • Buscar Espacios de promoción y participación juvenil Parroquial dentro de su entorno social.
  • Impulsar y difundir los procesos integrales de educación en la fe.
  • Animar y promover la atención de las pastorales específicas de juventud.

 

Iré a donde me envíes

Después de su resurrección, Jesús envió a sus

discípulos a evangelizar. Igual te envía hoy a ti.

Medita y ora para mostrar a Jesús tu

disposición de cumplir con tu misión.

• Si me guías en el camino, te seguiré y

viajaré a otros pueblos, ciudades y países,

para llevar tu buena nueva.

• Si me animas a escribir poemas,

canciones o ensayos para glorificar tu nombre,

me pondré a hacerlo.

• Si me motivas a predicar la llegada del

reino de Dios, me prepararé y lo haré donde

me indiques.

• Si me pides que me dedique al servicoi

de mi prójimo o que activamente luche por la

justicia social, pondré manos a la obra.

• Si me inspiras para que a través del arte

exprese tu mensaje en teatros, televisión o

cine, estoy dispuesto/a al desafío.

• Si me instruyes que consagre mi vida a

trabajar por la extensión del reino, buscaré en

dónde quieres que lo haga.

En fin, lo que quiero decirte es que iré a

donde me guíes y haré lo que me digas. Sé

que así seré feliz, y haré el bien que tú esperas

de mí.

Mt 28 16-20

MOVIMIENTO MDE JORNADA DE VIDA CRISTIANA (MJVC) ESCUELA "LA ASUNCION DE MARIA CUPILCO"

“Todo a Jesús por María. Todo a María para Jesús”

OBJETIVO

El objetivo del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana es que busca que el Joven recibe el anuncio de la Buena Nueva y tenga un encuentro de ojos abiertos y el corazón palpitante con el Señor Jesús de forma personal y comunitaria todo esto a través de cada uno de los elementos de la Jornada, enseñanza, convivencia, eucaristía, oración, perdón y el testimonio de la persona de Cristo en el auxiliar, ya que es una evangelización del Joven por medio del Joven.

PROCESO EVANGELIZADOR

Para que el Movimiento cumpla su labor dentro de la Pastoral Juvenil en forma efectiva, es necesario que tenga una visión completa de la realidad y sepa encarnarse en ella, lleno de fe, con una respuesta factible. Debe estar arraigado en la cultura propia de cada lugar. El M.J.V.C. tiene que ser, en realidad, un cambio de Vida Nueva.
El M.J.V.C. desarrolla su trabajo en tres etapas que ve necesarias para vivir dentro de un proceso evangelizador al servicio de la juventud. Estas son: La Prejornada. Inició fuerte de Evangelización del joven. Etapa en la que se prepara al muchacho para tener un encuentro personal y comunitario con Dios. El joven inicia en él, o bien fortalece una actitud de inquietud y un Espíritu de búsqueda. La Jornada. Momento en que se da al joven el Anuncio Kerygmático, la Buena Nueva, que, en Jesucristo muerto y resucitado, se ofrece la salvación, como don de la Gracia y Misericordia de Dios. Es su encuentro fuerte con Dios. La Posjornada. Etapa en la cual se brindan al joven todos los elementos necesarios para garantizar el crecimiento y perseverancia dentro de la vida cristiana, a fin de que se integre y se comprometa con la Iglesia al servicio del hermano. Cada una de estas tres etapas es de suma importancia, por tanto, sino llevan una relación entre sí, o se omite una de ellas, difícilmente, habrá una respuesta efectiva, de acuerdo a lo que está pidiendo en concreto cada una de las realidades específicas donde se encuentra trabajando el Movimiento.